Nueva Carta Pastoral de Monseñor Fernando Chomali

Inicio / Blog Académico Pastoral / Nueva Carta Pastoral de Monseñor Fernando Chomali

“Vivir el Evangelio en tiempo de crisis” es la nueva carta pastoral que monseñor Fernando Chomali, Arzobispo de Concepción, dirige a los católicos de su diócesis. En ella reflexiona acerca de un nuevo modo de abordar la evangelización de la Iglesia, frente a los acontecimientos ocurridos en el último tiempo.

Introduce el texto precisando que “esta Carta Pastoral la escribo con tristeza, dolor y vergüenza, pero al mismo tiempo con la convicción que las medidas a corto, mediano y largo plazo que el Papa está tomando, y nos está ayudando a tomar, lograrán alcanzar lo que la Iglesia siempre debió haber sido: un lugar donde reine la cultura del cuidado, especialmente de los más vulnerables, del crecimiento en la fe y la esperanza, y del amor a Dios y al prójimo”.

Luego, en 8 acápites, profundiza respecto a los hechos, a la importancia de acoger a las víctimas de abusos, y reconoce que no se ha estado a la altura de las circunstancias, sin generar ambientes sanos de convivencia; enfatiza sobre la falta de coherencia frente a las enseñanzas de Dios y que se trata de una crisis que no es superficial, sino profunda, porque atraviesa muchas estructuras eclesiales, por lo que la invitación es a superarla sin demora.

Asimismo, recalca que la Iglesia no está sobre la normativa que rige en el país y que deben esclarecerse los hechos denunciados de carácter delictivo.

Uno de los aspectos que destaca es el que se refiere a las medidas que adoptará la Iglesia, para abordar el tema de los abusos. “Cómo evangelizar en un contexto de mayor transparencia, de mayor sinodalidad, menos clericalismo y de mayor comunidad. A medida que hay mayor sentido de comunidad, en la medida en que nos sentimos todos hermanos, veo que podemos evitar que estos hechos pasen y también poner más atención en el ingreso de las personas al Seminario, durante su formación, y como acompañarlas en la vida sacerdotal”.

Concluye su reflexión señalando que “una vez que la verdad surja y se haga justicia respecto de aquellos que han sufrido abusos, y se vuelva a repetir con claridad que no hay espacio para quienes abusan en la vida consagrada, podremos mirar el futuro con esperanza”.

Esta Carta Pastoral comenzó a ser difundida en todos los estamentos e instancias de la Iglesia local, para el discernimiento de todos los católicos.

Vea aquí el texto completo de la nueva carta.