Asuncionistas asumen vivir conforme a los dones del Espíritu Santo

Inicio / Noticias / Asuncionistas asumen vivir conforme a los dones del Espíritu Santo

Un verdadero hito en el camino de fe de la comunidad asuncionista. Esto fue lo que vivieron cerca de 130 estudiantes, funcionarios y apoderados del Liceo La Asunción de Talcahuano, que recibieron el sacramento de la confirmación.

Los confirmandos se prepararon durante uno o dos años, recibiendo la catequesis de parte de los coordinadores de pastoral, de laicos de la parroquia y del capellán del colegio. La Eucaristía fue presidida por el Arzobispo Monseñor Fernando Chomali, junto al párroco de La Asunción sacerdote José Francisco Osorio Muñoz.

Al dirigirse a la comunidad, el Arzobispo señaló “la pregunta que uno se hace es qué es aquello que nos une, cuando tenemos tantas diferencias de actividades, de edad. Y nos une la fe en Jesucristo, la esperanza, nosotros esperamos al Señor y lo expresamos cada domingo cuando decimos en la misa ven señor Jesús. Y nos une la caridad, y un profundo anhelo de conocer a Dios. El ser humano no puede vivir sin Dios, y eso es algo que ustedes reconocen en su corazón, pero también lo hacen públicamente”. “Ustedes, teniendo tantas posibilidades han dicho sí Señor, yo te busco, pero también me dejé encontrar por ti que me abres a una nueva perspectiva. El Espíritu Santo es un don de Dios que se manifiesta como carisma, un carisma único e irrepetible, y tal vez una de las grandes obligaciones que tenemos como colegio y como comunidad es ayudarnos a encontrar el carisma al interior de la Iglesia para poder desplegar todos los dones que Él nos ha regalado para servir al bien común”.

Prosiguió afirmando “lo que ustedes han recibido hoy es un cambio radical, porque ya no son sus padres quienes los introducen en el misterio cristiano, sino que ustedes adultos con inteligencia, con voluntad, con libertad han dicho sí, ésta es la perla preciosa, yo me quiero quedar con esta perla que implica también una gran responsabilidad”. “Este don es también una tarea, para vivir conforme a los dones recibidos del Espíritu Santo. Ténganlos anotados en su corazón, en su velador. Esto es un cambio, una renovación en la faz de la tierra que comienza con un cambio en cada uno de nosotros”.

Dos de los estudiantes compartieron su alegría por este sacramento. Diego López Maldonado, del 3° Medio E, dijo “para mí la confirmación es encontrar un vínculo con Cristo, terminando un ciclo donde está el colegio y mi fe. Así estoy reafirmando lo que creo por la Iglesia Católica”. Por su parte, Nicole Picarte Muñoz, también de 3° Medio E, manifestó “esto significa para mí comenzar una nueva vida de fe, reafirmar lo que creo y lo que pienso de este colegio y los valores que infunde en mí”.

Comunicaciones, Colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción.