“Siento que llegaré a la universidad sabiendo muchas cosas”

Inicio / Noticias / “Siento que llegaré a la universidad sabiendo muchas cosas”

Entrevista a Alonso Antonio Figueroa Oyarzún, Puntaje Nacional PSU Matemática 2020

“Desperté como a las diez, abrí la página web y lo primero que me apareció fue ciencias con 829. Después seguí revisando y vi lenguaje, y por último el puntaje nacional en matemáticas. Estaba con una tía, y ambos nos alegramos… luego lo primero que hice fue llamar a mis padres que viven en el campo, quienes se alegraron mucho y me celebraron con una once familiar”. Así relata Alonso Figueroa Oyarzún, egresado del Instituto de Humanidades Alfredo Silva Santiago de Concepción, el instante en que se enteró de su puntaje nacional en la PSU 2020.

¿A qué crees que se debe este logro?
Tuve promedio siete en enseñanza básica y media, gracias a lo cual pude estar becado en el preuniversitario, donde comencé a prepararme desde tercero medio. Cuando inicié cuarto medio ya obtenía sobre setecientos puntos en matemática, los que me propuse mejorar durante el año y así llegué a los últimos dos ensayos que eran los modelos PSU del DEMRE, y en ambos me equivoqué en una sola respuesta.

A tu juicio, ¿hay técnicas que permiten enfrentar bien la prueba?
Antes, la prueba se daba cuando aún estábamos con el ritmo del colegio, y en esta ocasión no fue así. Debido a las vacaciones había cierto relajo, por lo cual la semana antes comencé a retomar el horario que tenía cuando estaba en clases, con las horas de sueño correspondientes. El día de la prueba no estaba cansado, desperté a tiempo, sin nervios, y el desayuno fue con harta azúcar para no fatigarme. En la mañana comí miel, llevé agua y una barra de chocolate que me ayudó sobre todo en la prueba de lenguaje que es más tediosa.

Acerca de tu formación y paso por el colegio, ¿qué destacarías?
Llegué al colegio en tercer año medio. Me encontré con un nivel muy alto, especialmente en inglés, y había otro enfoque educativo. Destaco a mi profesor de matemática Cristian Salas, con quien recuerdo haberme quedado varias veces resolviendo ejercicios difíciles; y en ciencias a la profesora Mónica Rodríguez, quien me ayudó mucho en biología. Ambos, siempre me incorporaron en concursos y olimpíadas, que me ayudaron a formar nervios de acero. El colegio se preocupó para que desarrollara mis habilidades para la PSU y para lo que viene después. Ahora, siento que llegaré a la universidad sabiendo muchas cosas.

¿Qué profesión deseas estudiar?
Desde pequeño me interesó la medicina, en específico la neurología. Siento que es un área donde se puede descubrir mucho y ayudar al ser humano, me gusta especialmente la investigación.

¿Deseas agradecer a alguien?
Mis amigos me ayudaron mucho cuando llegué. Por temas familiares debí cambiarme de colegio varias veces, y al ingresar a tercer año medio mis compañeros y profesores me acogieron muy bien. De hecho, estudiantes de otros cursos creían que estaba desde antes en el Instituto. Mi familia también, siempre me apoyó y me decía que eligiera lo que me hiciera feliz, que en el lugar que estuviera habría personas mejores y que debía esforzarme para ser un aporte.