In memoriam: José Durán Meza, sacerdote

Inicio / Noticias / In memoriam: José Durán Meza, sacerdote

Tu reciente partida conmovió a tus fieles. Quizá por la huella imborrable que dejaste en muchas familias, y también porque admirábamos tu alegría, sencillez, cercanía, el afecto con que tratabas a los más pequeños. Personalmente, debo decir que hubo algo que siempre me llamó la atención: la enorme capacidad para entregar el Evangelio en un lenguaje que todos, especialmente tus estudiantes, pudieran comprender con claridad.

Y no me refiero solamente al uso de las palabras. La voz fuerte era una aliada valiosa, con la cual tenías la capacidad para romper la distracción de los alumnos y alumnas, concitando nuevamente su atención. Admiré también los signos de gran color y notoriedad que acompañaban las liturgias y Eucaristías, seguramente ideados con tu equipo de pastoral en el Instituto de Humanidades de Chiguayante.

Como no recordar las muchas historias que eran parte vital de tus homilías, para explicar lo central de los textos bíblicos o ilustrar los valores que requería la ocasión, seguro para alguna misa a propósito de la entrega de los hitos pastorales. Y junto con esas historias… los cantos con coreografías incluidas, los aplausos, la capacidad para bajar del presbiterio y acercarte más a los estudiantes, o bien para llevarlos a tu lado y hacerlos leer desde el mismo altar donde consagrabas.

Fuiste un muy buen orador, y seguramente estas actitudes llamaron mi atención, pues mi trabajo es comunicar y, ¡vaya que comunicabas muy bien el amor de Dios! La intimidad de una comunidad educativa de la cual fuiste parte desde sus primeros años, te regaló la posibilidad de seguir hasta el final de tu camino en estrecho contacto con niños, jóvenes y sus familias, y a nosotros la gracia de conocer un sacerdote sincero, cercano y fraterno.

A Dios le hacía falta alguien que jugara con sus ángeles, por eso te llamó a su lado. Cuídalos como tú sabes, padre Pepe, muchas gracias por tu gran testimonio de pastor.

Larry Henríquez Bravo, Periodista, Colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción