El pasado 25 de abril se conmemoró el sensible fallecimiento del padre José Durán. El Instituto de Humanidades de Chiguayante organizó una misa vía Youtube para acercar a toda la comunidad esta oportunidad de recordar al querido padre Pepe, como era conocido entre sus cercanos, estudiantes y colegas.

José Durán destaca en el relato de quienes lo conocieron como una persona sencilla, transparente y cariñosa. Se dedicó a trabajar con jóvenes y niños para acercar la fe a través del juego. “El padre estaba unido con ellos, les hacía bromas y generaba una confianza especial entre los estudiantes y él”, comentó Mónica Pereira, rectora del establecimiento.

Las historias, la imaginación y los juegos eran parte de su cotidiano con los jóvenes. Fue fundador de la Juventud Parroquial de Chile (Jupach) y capellán durante 10 años en el Instituto de Humanidades de Chiguayante. El padre Pepe formaba parte de la congregación de Norbertinos, por lo que siempre se dedicó a ayudar a quienes más lo necesitaban.