De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) el ciberacoso se define como una conducta intimidante a través de las tecnologías digitales. Por ende, puede ocurrir en redes sociales, así como también en las diversas plataformas de mensajería. Resulta importante destacar que las conductas calificadas como ciberacoso tienen por objetivo enfadar, humillar o atemorizar a otras personas.

En ese marco, y a raíz del protagonismo de las herramientas digitales, se han generado diversas campañas que buscan informar sobre dicha temática y así educar a la población, con el fin de prevenir este tipo de conductas. Bajo esa línea, el rol de padres, apoderados y profesores es fundamental, pues podrían ser determinantes en la detección temprana de posibles víctimas y victimarios.

Es por lo anterior que la red de colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción se encuentra en medio de una campaña virtual de prevención del ciberacoso. La iniciativa se desarrolla a través de cápsulas audiovisuales que se difunden en los diferentes establecimientos educacionales. Asimismo, la campaña busca visibilizar de qué se trata el ciberbullying, técnicas para detectarlo y qué hacer en cada caso.

La campaña se extenderá por dos meses y tendrá lugar en cada consejo de curso, con el fin de dialogar junto a los estudiantes sobre la importancia del tema.