Este sábado 6 de octubre, en una emotiva doble jornada, los alumnos de 4to medio del Instituto de Humanidades de Concepción participaron de la Eucaristía de Licenciatura, propia del cierre del proceso educativo pastoral del establecimiento educativo perteneciente a los Colegios del Arzobispado de Concepción.

La Santa Misa fue presidida por el Pbro. Mauricio Aguayo Quezada, asesor pastoral de los colegios del Arzobispado. quien en su homilía motivó a los estudiantes a utilizar las herramientas que han recibido, durante su formación académica y espiritual, por el bien común: «Sabemos que hoy los desafíos son complejos, pero ustedes serán los futuros líderes que enfrenten las injusticias y transformen nuestra humanidad y nuestro país. Deben asumir este desafío con fe y no dejarse influenciar por la codicia y el dinero, una de las principales causas de la injusticia que existe en este mundo».

«Ustedes tendrán la oportunidad de desplegar sus capacidades y llegar muy lejos, aprovechen esto para que finalmente existan muchas personas a su lado para que los acompañen en su camino. Dios nos propone un proyecto único y personal, pero no lo recorran solos, déjense ayudar por sus seres queridos, por sus familiares y sus amigos, para que los ayuden a tomar buenas decisiones», agregó el padre Mauricio Aguayo.

La ceremonia estuvo marcada por la bendición y entrega de las cruces de envío a los estudiantes, que simbolizan la adhesión al proyecto educativo del Instituto de Humanidades de Concepción y el llamado a que lo reflejen en sus futuros.

María Angélica Gallardo Baeza, directora de pastoral del instituto comentó la importancia de realizar esta Eucaristía: «Este es el cierre de un proceso. Nuestro proyecto educativo pastoral tiene un sello y este es el culmen del mismo. Se entrega una cruz de envío, que los acompañará en lo que quieran estudiar y hacer en sus vidas».

Asimismo, Iván Villalón Quezada, rector del Instituto de Humanidades Alfredo Silva Santiago, expresó que «es un momento muy especial para los estudiantes que egresan de nuestra institución, aquellos que han tenido un largo recorrido y otros que se han unido en años intermedios. Esta es la oportunidad que tenemos para dar gracias al Señor por todo este camino recorrido».