+56 (41) 22 51 413 | +56 (41) 22 17 431 contacto@colegiosarzobispado.cl

El sábado 29 de abril, un grupo de trabajadores de Lavandería Industrial 21, participaron en una jornada deportiva y de recreación en las dependencias del Instituto de Humanidades Alfredo Silva Santiago. 

Lavandería Industrial 21 otorga trabajo a 17 jóvenes con condición de Síndrome de Down, donde esta iniciativa busca promover la socialización, integración e independencia de ellos. 

El Director Ejecutivo de las Fundaciones Educacionales Cristo Rey y La Asunción, Claudio Silva, junto al Rector del Instituto de Humanidades de Concepción, Iván Villalón, coordinaron acciones de manera que contarán con un salón y gimnasio del establecimiento educacional, dado que se realizaron 2 actividades simultáneas; una clase de baile y un partido de baby fútbol.  

La Psicóloga y Encargada de Inclusión, Paulina Arriagada, comentó que “nuestros jóvenes trabajan de lunes a viernes, cumplen con sus tareas, horarios, se esfuerzan cada dia para aportar en la eficiencia de la  operación,  por diversas circunstancias y conversaciones cotidianas, comencé a preguntarme en que  ocuparían sus tiempos libres, los fines de semana, festivos, etc”. 

Con estas incógnitas,  la psicóloga señaló que “diseñe encuestas semi estructuradas para nuestros colaboradores y sus respectivas familias y puedo inferir,  a partir de los resultados obtenidos, que si uno de los objetivos es promover la inclusión laboral de nuestros trabajadores en la empresa abierta, no podía dejar de lado estos aspectos ligados al desafío de trabajar simultáneamente por lograr una mayor participación social, vincularse con personas que comparten la misma etapa del ciclo vital en diversos contextos, fortalecer la autonomía, autoestima y  autoeficacia,  es decir los anhelos de cualquier adulto joven. Si tenemos estas aristas también cubiertas aumentamos las probabilidades que su desempeño sea aún más exitoso cuando salen de Lavandería 21”.

Respecto al lugar físico donde se realizó la actividad, señaló “quiero agradecer la gentileza de la Fundación Cristo Rey  y al Rector del Instituto de Humanidades, quien nos facilitó estas dependencias del colegio para poder tener este espacio para ellos, un espacio diferente, donde puedan compartir y conocerse más”. 

Los padres y apoderados de los jóvenes quedaron muy contentos con la jornada. Uno de ellos, Miguel Muñoz, padre de Daniela Muñoz, señaló que “fue algo muy sorpresivo y también muy grato, poder apreciar lo que son capaces de realizar, me refiero haciendo un deporte y en esta oportunidad fue baby fútbol, donde lo hicieron con mucho entusiasmo y le pusieron corazón”.