Instituto de Humanidades de Chiguayante realiza elecciones de Centro de Estudiantes 2022

Instituto de Humanidades de Chiguayante realiza elecciones de Centro de Estudiantes 2022

Este lunes 8 de noviembre, el Instituto de Humanidades José Manuel Santos de Chiguayante celebró las elecciones del Centro de Estudiantes 2021. De la actividad participaron alumnos desde 5to Básico en adelante, con la destacada colaboración de algunos estudiantes de último año, quienes fueron voluntarios como vocales de mesa.

La iniciativa que marca un hito para la comunidad educativa del colegio, estuvo marcada por la gran participación en el proceso eleccionario, que incluso contó con el debate transmitido la semana pasada por el canal de YouTube del establecimiento educacional.

En este contexto, Diego Fernández, profesor de historia y geografía del Instituto de Humanidades de Chiguayante y organizador de la actividad, comentó que «este es un ejercicio que fomenta la educación cívica en los estudiantes y fomentarlos a tener participación en las decisiones que se toman dentro del establecimiento y, en el futuro, fuera de el. También es importante generar este tipo de instancias, en las que se puedan fomentar a futuros líderes».

Con alegría y entusiasmo niños vivieron la «Fiesta de la Luz»

Con alegría y entusiasmo niños vivieron la «Fiesta de la Luz»

Un grupo de alumnos de Pre Kinder de la sede Corpus Christi del Liceo La Asunción participaron en  la “Fiesta de la Luz” para celebrar el Día de Todos los Santos

Los niños vivieron con entusiasmo y alegría  la actividad realizada en la capilla de la sede Corpus Christi, donde el equipo de Pastoral les entregó globos de colores para ambientar esta fiesta. 

A ellos se sumaron más niños, que al no poder asistir presencialmente, lo hicieron de manera virtual desde sus hogares. 

La instancia fue precedida por el Padre Francisco Osorio y los niños asistieron disfrazados de angelitos y animalitos.

De acuerdo a lo señalado desde la institución educativa, se trata de una celebración que se realiza cada año, «donde se valora lo positivo y la vida por sobre lo negativo, siempre teniendo como referente a Dios, que significa el bien por sobre el mal, es decir la luz por sobre la oscuridad».

Últimos días para participar en la campaña de recolección de uniformes del Liceo La Asunción

Últimos días para participar en la campaña de recolección de uniformes del Liceo La Asunción

Desde el 4 al 8 de octubre, el Liceo La Asunción lleva a cabo la campaña de recolección de uniformes en buen estado que, por distintos motivos, ya no son utilizados por estudiantes. Quienes estén interesados en colaborar, pueden acercarse a la Pastoral del establecimiento de 8:00 a 16:00 horas.

La rectora del Liceo La Asunción, María Isabel Zúñiga, comentó que: «Estamos muy contentos con la recepción que ha tenido esta campaña, la cual tiene el objetivo de ir en ayuda de aquellos estudiantes que a estas alturas del año, por motivos de pandemia, no han podido adquirir su uniforme».

Cabe destacar que la recepción y entrega de los uniformes no tiene costo asociado. Además, el Liceo La Asunción se está realizando las campañas mensuales de entrega de canastas Junaeb en las dependencias del establecimiento.

Cech Ante el Proyecto de Ley que despenaliza el aborto

Cech Ante el Proyecto de Ley que despenaliza el aborto

La Cámara de Diputados y Diputadas ha aprobado, en el día de ayer, la idea de legislar el proyecto de ley que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas de gestación. Como Obispos de la Iglesia Católica, lamentamos profundamente esta decisión y reafirmamos, ante la opinión pública, valores esenciales que en este tema están en juego.

  1. El valor de la vida y la dignidad de la persona humana son un fundamento esencial e irrenunciable de la vida en la sociedad. Como nos recuerda el Papa Francisco, “la defensa de la vida por nacer está íntimamente ligada a la defensa de cualquier derecho humano” (Evangelii Gaudium 213), y el primero de los derechos humanos es el derecho a la vida, que ha de ser respetada desde la concepción hasta la muerte natural. Por eso, no matar deliberada y directamente al inocente es un absoluto moral cuyo reconocimiento y protección resulta indispensable para la vida en comunidad.
  2. Como lo señalamos en el año 2015, “la ciencia biológica confirma que desde el momento de la fecundación se inicia una nueva vida humana, distinta a la del padre y a la de la madre, que en un proceso continuo, gradual y autónomo, se irá desarrollando en el tiempo. Cobijado y dependiente de la madre, no es sin embargo parte del cuerpo de ella, sino otro ser, por lo que su individualidad debe ser respetada”1. Este respeto incondicional a la vida humana es lo que debe guiar cualquier consideración ética, legislativa, humana y sanitaria ante la realidad de un embarazo no deseado. Está claro que hay situaciones humanas complejas, y a veces dramáticas, que pueden surgir de un embarazo. Pero nada de ello se soluciona con la eliminación deliberada de un ser humano indefenso e inocente. El talante de una sociedad se mide en la capacidad de hacerse cargo de los más débiles, los que siempre han de ser tratados en virtud de la dignidad que les es propia, y no de intentar solucionar los problemas por medio de la violencia.
  3. Sabemos que las legislaciones pro aborto parten, a menudo, planteándose como una excepción, sosteniendo la interrupción del embarazo para casos excepcionales, como se sostuvo por ejemplo al aprobar la ley del aborto en tres causales. Pero la experiencia nos dice que se termina afirmando un “derecho al aborto” y la primacía de los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, ignorándose del todo la existencia y los derechos de otro ser humano. Se crea una mentalidad contraria a la vida de la persona engendrada, como si el niño fuera una cosa o un enemigo, y no un ser humano, maravilloso don de Dios. Como lo señalamos días atrás a propósito de los inmigrantes y la situación vivida en Iquique, “si la dignidad de la persona humana no queda a salvo y, por el contrario, consideramos a algunos menos valiosos o descartables, no hay futuro ni para la fraternidad ni para la sobrevivencia de la humanidad (cf. Papa Francisco, Fratelli Tutti, 107)”2
  4. A los católicos, que estamos llamados a actuar en la vida pública desde nuestras convicciones de fe y desde los argumentos de la razón, les recordamos que la inmoralidad del aborto se encuentra entre las enseñanzas constantes de la Iglesia. Entre otros muchos pronunciamientos, el Papa Juan Pablo II declaró: “con la autoridad que Cristo confirió a Pedro y a sus Sucesores, en comunión con todos los Obispos (…) declaro que el aborto directo, es decir, querido como fin o como medio, es siempre un desorden moral grave, en cuanto eliminación deliberada de un ser humano inocente. Esta doctrina se fundamenta en la ley natural y en la Palabra de Dios escrita; es transmitida por la Tradición de la Iglesia y enseñada por el magisterio ordinario y universal” (Encíclica Evangelium vitae, 62).

Oramos al Señor para que ilumine la conciencia y los corazones de quienes deben tomar decisiones en favor del bien común, para que defiendan siempre a los más vulnerables. A la Virgen María encomendamos todo cuidado y promoción de la vida humana.

1* El derecho humano a la vida, una vida digna para todos. Mensaje de la Conferencia Episcopal de Chile en torno al proyecto de ley sobre despenalización del aborto, 25 Marzo 2015.

2 *Ante la violencia contra los inmigrantes en Iquique. Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, 27 de septiembre de 2021.

EL COMITÉ PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE

Celestino Card. Aós Braco
Cardenal Arzobispo de Santiago
Presidente

Fernando Chomalí Garib
Arzobispo de Concepción
Vicepresidente

Juan Ignacio González Errázuriz
Obispo de San Bernardo

Ricardo Morales Galindo
Obispo de Copiapó

Sergio Pérez de Arce Arriagada
Obispo de Chillán
Secretario General

Santiago, 29 de septiembre de 2021

Declaración de los obispos ante la violencia contra los inmigrantes en Iquique

Declaración de los obispos ante la violencia contra los inmigrantes en Iquique

Fuente: Iglesia.cl

Este 27 de septiembre el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile ha dado a conocer una declaración expresando el dolor y rechazo a los actos de violencia cometidos contra hermanos inmigrantes en la ciudad de Iquique, ocurridos en los últimos días.

Al inicio del mensaje se expresa: “Como obispos de la Iglesia Católica en Chile, nos unimos al dolor y al rechazo que han ocasionado los actos de violencia cometidos contra hermanos inmigrantes en la ciudad de Iquique, ocurridos en los últimos días. Observar la agresión a personas en situación de vulnerabilidad, incluidos niños y adolescentes, junto a la destrucción de sus pocas pertenencias, mientras se gritaba “vivas” a Chile, nos llena de vergüenza y de estupor. No es ese el Chile al que todos aspiramos”.

Luego se señala comprender que la llegada de numerosos migrantes a determinadas localidades puede hacer difícil la convivencia de estos hermanos con la comunidad local, pero, por lo mismo, “se requiere una acción coordinada de las autoridades locales y nacionales para hacer frente a una situación que no se puede dejar a la deriva. No puede haber indolencia o negligencia de parte del Estado, pues ello solo agrava el problema”, agregando que no contribuyen las actitudes xenófobas y violentas, pues dañan la dignidad humana. “Todo emigrante es una persona humana que, en cuanto tal, posee derechos fundamentales inalienables que han de ser respetados por todos y en cualquier situación” (Benedicto XVI, Caritas in veritate, 62).

“No podemos olvidar que detrás de la migración hay situaciones de pobreza, de violencia y de crisis de las que se huye. Por eso la migración, junto con ser un hecho doloroso, es también un derecho humano, porque las personas tienen derecho a buscar una vida mejor y a huir de la desesperación” recuerdan los obispos, añadiendo que fue lo vivido por muchos chilenos en otra época, “cuando fueron acogidos y encontraron un espacio de desarrollo en otros países de nuestro continente. Si la dignidad de la persona humana no queda a salvo y, por el contrario, consideramos a algunos menos valiosos o descartables, no hay futuro ni para la fraternidad ni para la sobrevivencia de la humanidad”.

“Llamamos a las autoridades a asumir la problemática migratoria, ofreciendo espacios de acogida en condiciones dignas, que permitan no cargar a las comunidades locales con situaciones urbanas indeseadas. También pedimos facilitar los procesos de regularización de acuerdo con la ley y coordinar acciones internacionales a nivel regional que permitan enfrentar el problema en común. Todos estamos de acuerdo en que la migración debe ser regulada, pero regular no es lo mismo que prohibir o hacerla imposible inflexiblemente. La migración no debe ser vista solo como una amenaza, sino como una oportunidad para construir un futuro de paz”, es la solicitud de los representantes del episcopado chileno.

Finalmente el Comité Permanente invita a los católicos a “no asumir ni promover actitudes hostiles al inmigrante. Una mentalidad xenófoba y replegada sobre sí misma, sea por la consideración que sea, no puede prevalecer por encima de las más hondas convicciones de fe, que nos hacen sostener el valor de cada persona humana y la ley suprema del amor fraterno” recordando que ayer, el Papa Francisco celebró la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, llamando a no cerrar la puerta a la esperanza de los migrantes, invitándonos a «caminar juntos, sin prejuicios, sin miedos, poniéndonos al lado de los más vulnerables: migrantes, refugiados, víctimas de la trata, descartados… estamos llamados a construir un mundo cada vez más inclusivo, que no excluya a nadie”.

América Latina: «La Iglesia teje redes por el pacto educativo global»

América Latina: «La Iglesia teje redes por el pacto educativo global»

Del 16 de septiembre al 21 de octubre se llevará a cabo una serie de encuentros promovidos por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la Confederación de Religiosos del Continente (CLAR) para reflexionar sobre la emergencia educativa en todos los niveles.

«Tejiendo redes por la educación: el Pacto Educativo Global en América Latina y el Caribe» es el título de una serie de encuentros promovidos por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y la Confederación de Religiosos del Continente (CLAR) para reflexionar sobre la emergencia educativa en todos los niveles. «Se trata -informa una nota- de un ejercicio de espíritu sinodal, inspirado en la Asamblea Eclesial de América Latina, prevista en México en noviembre próximo, y en el Sínodo sobre la Sinodalidad», que se celebrará en el Vaticano, a nivel universal, en 2023.

El objetivo de la iniciativa es «hacer visible la riqueza de los innumerables proyectos en favor de la educación y renovar el compromiso común en este ámbito». Habrá cinco reuniones en total, que comenzarán el 16 de septiembre y terminarán el 21 de octubre.

Como explica Rodrigo Martínez, coordinador del Diplomado en Pastoral Educativa del Centro Cebitepal (Centro de Pastoral Teológica Bíblica) del CELAM, «queremos crear espacios de encuentro entre los distintos protagonistas eclesiales, para que se escuchen y discutan sobre el Pacto Global Educativo en el contexto de América Latina y el Caribe».

Por ello, se invita a participar en las reuniones a las Comisiones de Educación de cada una de las Conferencias Episcopales del continente; a los responsables sectoriales de las Conferencias de Religiosos; a la Conferencia Interamericana de Educación Católica; a la Organización Latinoamericana de Universidades Católicas; a la Cáritas continental; a la Red Eclesial Panamazónica (Repam); a la Conferencia Eclesial Amazónica (Ceama) y a la red eclesial Clamor, que se ocupa de la migración, los refugiados y la trata de personas.