SIGNO DE PRESENCIALIDAD EN LICEO LA ASUNCIÓN

SIGNO DE PRESENCIALIDAD EN LICEO LA ASUNCIÓN

Este martes 31 de agosto nuestros estudiantes fueron parte de la bendición de un signo gracias a nuestro Arzobispo, Monseñor Fernando Chomali. Esta ceremonia contó con 10 estudiantes por cada colegio y tuvo como motivación entregar a los jóvenes una conversación amena que los impulsara a ser parte de la educación presencial.

La actividad fue realizada de forma híbrida, por lo que 10 estudiantes del Liceo La Asunción, María Isabel Zúñiga, rectora del colegio, y Monseñor Fernando Chomali estuvieron de forma presencial en el establecimiento, mientras que el resto de los estudiantes participó de forma online a través de la plataforma Meet.

Al inicio de la charla Monseñor Fernando Chomali expuso su preocupación por el futuro de los jóvenes en el Liceo La Asunción, preguntando a cada uno de los presentes cuáles eran sus planes académicos luego de terminar la enseñanza media. Los estudiantes mencionaron distintos intereses, destacando entre ellos carreras como medicina, obstetricia e ingeniería en informática.

Durante la sesión un estudiante por colegio realizaba una pregunta a nuestro Arzobispo, para lo cual respondió con sensatez y cercanía a cada una de sus dudas. Dentro de las interrogantes los estudiantes destacaron la preocupación por sus amigos que perdían la fe o se alejaban de Dios, manifestando su preocupación sobre cómo podían actuar en estas situaciones. Bajo el mismo contexto, los jóvenes querían ayudar a sus amigos que sentían miedo de asistir a clases presenciales producto de la pandemia, es por esto que Monseñor Fernando Chomali señaló que: “Es normal tener miedo en esta situación y es algo bueno, ya que el miedo protege, pero hay que saber llevarlo. Tomar las precauciones sanitarias necesarias logrará que los riegos se reduzcan al mínimo, vacunarse, usar mascarilla y desinfectar las manos ayudará a que todos estemos a salvo”.

Como comunidad educativa agradecemos la instancia de conversación y reflexión junto a nuestros estudiantes, esperando que estas actividades puedan repetirse a largo plazo, generando un lazo entre el sentir, pensar y la visión pastoral social que puede entregar nuestro Arzobispo.